El Gobierno ultima un ‘Kit Digital’ que incluirá ayudas para aplicaciones de IA

  • El nuevo plan se dirigirá pymes de entre 50 y 250 trabajadores
  • Propondrá la creación de una Ley de Ciberseguridad antes de finales de año
  • Estima que la tecnología cognitiva aportará cinco décimas adicionales al crecimiento del PIB

El Gobierno ultima el lanzamiento de una nueva convocatoria del Kit Digital, en este caso dirigido a pymes de entre 50 y 250 empleados, que contemplará ayudas para la adquisición de aplicaciones de Inteligencia Artificial. Así lo ha avanzado el ministro para la Transformación Digital y de la Función Pública, José Luis Escrivá, en su comparecencia en la Comisión de Economía, Comercio y Transformación Digital, para informar a petición propia sobre las líneas generales de la política de su departamento. En el mismo acto, el responsable de la política tecnológica del país ha señalado que las diferentes convocatorias del Kit Digital suman una dotación de 3.000 millones, de los que la mitad ya se han adjudicado. Además, el ministro ha destacado en sede parlamentaria la creciente importancia de la Inteligencia Artificial (IA) y la ciberseguridad entre las prioridades de su ministerio. Según datos oficiales de diciembre de 2023, en España existían 26.547 empresas.


El ministro también ha explicado los tres grandes consensos que ha alcanzado en Gobierno con vistas a la actual legislatura: el impulso de la IA y su uso ético; el desarrollo de las capacidades tecnológicas del país; y la digitalización para la transformación de la Administración Pública con el reto de “contribuir a elevar la confianza de la ciudadanía en el sector público y en las capacidades como país para afrontar los retos del futuro”.

En el ámbito de la digitalización e Inteligencia Artificialfuentes del ministerio han asegurado que las tecnologías cognitivas aportarán cinco décimas adicionales al crecimiento del PIB en España. En ese objetivo, el nuevo departamento valora “el extraordinario impacto en la productividad y calidad en la actividad de las empresas gracias a la IA”. También estima que existen 61 potenciales empleos emergentes directamente relacionados con la IA en multitud de sectores, con un gran impacto en multitud de empresas.

En esa línea, el Gobierno ofrece el denominado Fondo Tech, dotado con una inversión directa en capital -a través de fondos de fondos- por valor de 4.000 millones de euros, y dirigido a empresas en crecimiento y startups. Esas ayudas prevén impulsará tecnologías innovadora en sectores como el energético y sanitario, y en actividades como Analítica de Datos, computación en la nube, edge computing, realidad virtual, procesamiento en el lenguaje natural, biometría e identidad digital, tecnología de blockchain, Internet de las Cosas, robótica, nanotecnología, computación cuántica, algoritmos verdes, impresión en 3D y fabricación aditiva procesamiento masivo de datos.

En concreto, el ministerio ha recalcado que “el sector público tiene que ser modélico en el uso de la IA, dado el efecto tractor y catalizador que ejerce sobre el sector privado, con casos de uso muy concretos para mejorar la atención a la ciudadanía”. Entre estos últimos se encuentra la atención de las consultas que los españoles realizan relacionadas con la Seguridad Social, con más de 150 millones de peticiones de información al año.

En cuanto a la actividad relacionada con las telecomunicaciones y las infraestructuras digitales, las mismas fuentes gubernamentales han asegurado que “ya no existe brecha digital en conectividad fija en España, con conexiones de al menos 100 mbps, ya sea para conexión por fibra o satélite a través de Hispasat (con servicios de menor latencia, ayudas de 600 euros por cada hogar interesado y un precio de 35 euros al mes), lo que convierte a España en el primer país europeo en este tipo de infraestructuras, con 22 puntos por encima de la media europea.

Entre otros datos, fuentes del ministerio han recordado que el gobierno ha invertido 1.440 millones de euros en el denominado Plan Impulso 5G, de los que 1.222 millones se ha destinado en infraestructuras, 113 millones en 254 proyectos públicos (77) y privados (36) y 205 millones en actividades de I+D para el liderazgo de futuras tecnologías.

Además, el Gobierno ha puesto en valor la apuesta en el ecosistema industrial con una capital movilizado de 12.250 millones a través del Perte Chip, importe que representa el 0,9% del PIB, frente al 0,2% de EEUU, el 0,5% de Alemania o el 0,2% de Francia.

El ministerio ha hecho votos para convertir España en el destino preferente de Europa como hub de conectividad del sur de Europa a través de la instalación de centros de datos. Según datos sectoriales, el país recibirá inversiones en este ámbito de 7.000 millones de euros en los cinco próximos años, donde cada euro tendrá una repercusión directa de siete euros.

En el mercado audiovisual, el Gobierno ha indicado que el Plan España Hub Audiovisual ya ha movilizado 1.330 millones de euros en el sector, con la intención de generar compromisos otros 1.500 millones de euros procedentes de la adenda del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), para convertir España en una plataforma de inversión a nivel mundial y entorno global de negocio en el ámbito audiovisual, así como consolidar a España como país exportador de productos audiovisuales y el poco de atracciçon de talento en este ámbito.

Ley integral de ciberseguridad

Durante esta legislatura, el Gobierno propondrá la redacción de una ley integral de ciberseguridad, considerada una palanca estratégica y de transformación digital de las economías, ya que reduce la probabilidad de ciberataques, se aceleran los tiempos de respuesta en caso de extorsión y se logra que el impacto sea menor en la economía. La intención del Gobierno consiste en ofrecer una visión integral para impulsar las capacidades de resiliencia tanto públicas como privadas.

Las mismas fuentes han incidido en el impulso de la IA para potenciar su uso ético. “Hay que aprovechar al máximo las posibilidades de la IA, propiciando un uso para que el sector privado invierta en estas tecnologías, y también hacer un uso desde la administración, pero siempre con un uso humanista de la IA. Queremos que la sociedad español sienta que se han definido y marcado los límites para que las máquinas tomen decisiones, en un debate en el que participarán agentes sociales, ONGs y sociedad civil en su conjunto, de forma que sociedad decida los límites que se deben imponer a estas tecnologías”.

Respecto al desarrollo de capacidades tecnológicas del país, el ejecutivo español apuesta por “reforzar la modernización del país en el ámbito de las nuevas tecnologías y de la administración”. También apunta la puesta en marcha de “inversiones estratégicas que aprovechen los puntos competitivos en los que España es fuerte, como su conectividad, para seguir manteniendo el liderazgo.

Fuente: El Economista